Seleccionar página

El aceite de aguacate es un maravilloso aceite que se obtiene del aguacate, que se extrae precisamente de la pulpa de esta delicada y deliciosa fruta.

Es común su uso en muchos centros de estética, por las distintas cualidades que aporta para la belleza no solo de la piel sino del cabello. Aunque si es consumido se convierte igualmente en una excelente opción nutritiva.

Es un aceite vegetal que se extrae no solo de la pulpa del aguacate sino también de su semilla. Aunque en casa lo más sencillo es elaborar nuestro propio aceite de aguacate directamente a partir de la pulpa, ya que la trituración de la semilla puede ser algo más complicada y difícil.

En lo que se refiere a su apariencia, se trata de un aceite más bien espeso, con un aroma y un sabor ciertamente característicos.

Beneficios del aceite de aguacate para la salud
Cuando consumimos aceite de aguacate, y lo utilizamos precisamente de forma interna, nos encontramos ante un aceite vegetal y natural sumamente rico en ácidos grasos saludables, lo que significa que es muy útil contra los triglicéridos altos, y también contra los niveles elevados de colesterol. De hecho, destaca la presencia de omega 3.

Además, estos ácidos grasos también aportan cualidades antioxidantes, por lo que no solo ayudan a reducir la acción negativa de los radicales libres, sino que también ayudan a proteger nuestro corazón y es especialmente útil para retrasar el envejecimiento y combatir la oxidación de las células.

Esta cualidad también es debida a su contenido en betacarotenos (antioxidantes naturales).

También es muy útil a la hora de reducir la tensión arterial, y mantenerla equilibrada, por lo que su consumo está aconsejado en caso de hipertensión arterial.