Seleccionar página

El objetivo de un anticonceptivo es la prevención de un embarazo. En general se agrupan en dos tipos: los Hormonales y otros que incluyen el Dispositivo Intrauterino o DIU, la esterilización y los anticonceptivos de barrera, como pueden ser los preservativos o el diafragma.

Los anticonceptivos hormonales son medicamentos que contienen hormonas femeninas: estrógenos y progestágenos, y modifican el mecanismo de control del ciclo menstrual femenino. Su eficacia se basa en tres mecanismos de acción complementarios. En primer lugar inhiben la ovulación, además hacen que las secreciones cervicales se hagan impermeables a los espermatozoides, y, por último, el endometrio se hace inadecuado para la implantación. Los anticonceptivos hormonales regularizan la frecuencia de la menstruación y reducen la hemorragia menstrual, lo que es interesante para las mujeres con tendencia a la anemia. Tienen una elevada eficacia y una baja incidencia de efectos adversos, pero es imprescindible una visita ginecológica para su prescripción y para detectar las posibles contraindicaciones.

El preservativo o condón, es un anticonceptivo de barrera consistente en una funda delgada, flexible, diseñada para ser usada sobre el pene en erección durante las relaciones sexuales, con el fin de impedir que el esperma penetre en la vagina. Ayuda a prevenir enfermedades de transmisión sexual, aunque su eficacia no es tan alta como cabría esperar, probablemente debido a fallos en su colocación o en su retirada antes Actualmente sólo se comercializan preservativos masculinos. Debido a las características de los materiales con que se elaboran, deben seguir unas normas básicas de fabricación y almacenamiento. En las farmacias se vigila su correcta conservación manteniéndolos alejados de fuentes de luz y calor que puedan provocar deterioros.
Debido al aumento del número de casos de personas alérgicas al látex, que es la materia prima típica de un preservativo, en breve se comenzarán a dispensar en España preservativos fabricados con otros materiales.

El Diafragma es otro de los anticonceptivos de barrera. Es una capucha de látex, que se coloca en el fondo de la vagina y que cubre la entrada del útero. Impide que los espermatozoides se encuentren con el óvulo. El diafragma no protege de las enfermedades de transmisión sexual ni del SIDA.
Por último los Dispositivos Intrauterinos, conocidos como DIU, se colocan en el útero para evitar el embarazo. Ofrecen una buena protección a las mujeres entre los 35 y los 45 años. Algunos están impregnados de hormonas para aumentar su eficacia.