Seleccionar página

En este momento, empezar a aumentar las defensas es un consejo vital, que ayuda mucho a afrontarnos mejor no solo al propio cambio estacional en sí, sino también al cambio de temperaturas y de tiempo.Duerme lo necesario. Descansar bien es sinónimo de buena salud, y nos ayuda a afrontar mejor el otoño. Eso sí, evita siempre irte a dormir a las tantas y duerme las horas suficientes.
Haz ejercicio, es ideal para disfrutar de una vida sana y, con él, también podemos disfrutar de la propia belleza de esta estación, en especial si lo practicas lejos de la ciudad.
Relájate y disfruta de las tardes de otoño, recuerda que siempre se les puede encontrar algo bueno. En este caso, puedes afrontar el otoño como un cambio para mejor, como una transformación que, interna y psicológicamente, irá viendo sus resultados poco a poco.
Abrígate lo imprescindible para evitar ponerte malo/a.
Recuerda seguir siempre una alimentación equilibrada, sana y saludable. En estos momentos es una buenísima idea disfrutar de los alimentos de temporada, como los higos o las setas.