Seleccionar página

Las características meteorológicas de nuestra comunidad, con un índice elevado de días soleados al año, suponen un mayor riesgo en todas las actividades que se realizan al aire libre, por lo tanto la atención y el cuidado, aunque se tiene que tener a lo largo de todo el año, debe intensificarse en el periodo estival.
Para tomar el sol minimizando los riesgos sigue los consejos siguientes:
• A las horas de máxima insolación (entre las 12.00 y las 16.00 horas) lo más recomendable es permanecer a la sombra.
• Durante la exposición solar es muy recomendable utilizar sombrero y gafas de sol oscuras y homologadas que filtren radiaciones UVA y UVB. Las cremas protectoras se tienen que aplicar 20 minutos antes de la exposición, tienen que tener filtro solar para los rayos UVA y UVB, ser resistentes al agua y un factor de protección mínimo de 20, si bien lo más adecuado es utilizar una crema solar de acuerdo con nuestro tipo de piel. La crema se tiene que renovar y aplicar cada 2 horas.
• Estar moreno no es una protección frente del sol. Es necesario utilizar siempre cremas fotoprotectoras, incluso bajo la sombrilla o en los días nublados.
• Las cremas con un índice de protección elevado permiten el bronceado y evitan las quemaduras, pero no protegen del envejecimiento cutáneo ni del cáncer de piel.
• Algunos medicamentos aumentan la sensibilidad al sol. Hay que consultar con el médico.
• Cuidado con los días nublados, las radiaciones también afectan.