Seleccionar página

Lesiones deportivas más comunes: ¿cómo prevenirlas?
El deporte es necesario ya que ayuda a mantener una buena salud y a prevenir enfermedades. Aporta beneficios físicos y mentales, practicarlo diariamente ha demostrado que ayuda a prevenir, desarrollar y rehabilitar problemas de salud. Pero muchas veces no sabemos evitar las lesiones deportivas más comunes, hoy en el blog vamos a ver cómo prevenirlas y cómo reforzar el cuerpo para que no ocurran.

Tipos de lesiones deportivas más comunes
Tanto para deportistas habituales como para aquellos que están empezando, las lesiones deportivas pueden ocurrir con mucha facilidad. Seguro que alguna de estas situaciones que vamos a repasar ahora te van ocurrido alguna vez practicando algún deporte. ¿A que sí?

Esguinces
Desgarros musculares
Lesiones de rodilla
Lesiones en el tendón de Aquiles
Dolor en la tibia
O algunas ya más graves como fracturas o dislocaciones
Éstas son las más comunes, aunque pueden ser de 2 tipos: las agudas que ocurren de repente mientras se está practicando algún deporte, y las crónicas que se mantienen largo tiempo o se repiten. Uno de los factores más importantes en las lesiones deportivas es la preparación física y la nutrición para prevenir lesiones musculoesqueléticas, pero hay más causas que influyen en las lesiones, te lo contamos a continuación.

Causas de las lesiones deportivas
La práctica del deporte puede en ocasiones llevarte a tener lesiones físicas, tanto es así, que el 90% de los deportistas (amateurs o profesionales) han tenido alguna lesión durante una práctica deportiva. Practicar sin una base de preparación, y sobre todo, sin ningún tipo de prevención suele terminar en lesión.

En este sentido, las causas más principales de las lesiones son:

Falta de calentamiento previo o vuelta a la calma inadecuada
Sobreentrenamiento
Falta de reposo
Equipamiento o calzado inadecuado
Realizar ejercicio en contra de la constitución del cuerpo
Técnica pobre en ejercicios de fuerza
Llevar una alimentación inadecuada