Seleccionar página

La navidad lleva tradicionalmente muchos malos amigos asociados, excesos, alcohol, demasiadas cenas de compromiso… todo ello lleva a una situación de descontrol a la que tenemos que poner fin nada más pasadas las fiestas.

Para comenzar sigue los siguientes consejos:

TOMA AGUA

toma-agua

El agua además de hidratar te ayuda a sentir mayor sensación de saciedad y tu piel también lo va a agradecer.

PONTE UN OBJETIVO A CORTO-MEDIO PLAZO

Ponte un objetivo semanal o quincenal y comprométete con él, una vez logrado establece una pequeña recompensa, la constancia y compromiso con el planteamiento es fundamental y de esta manera se lleva mucho mejor.

COME 5 VECES AL DIA

Aunque no lo creas el simple hecho de hacer la digestión quema calorías, además que comer más veces al día ayuda a que tu metabolismo no se ralentice entre otros beneficios.

VETE POCO A POCO

Las dietas milagro no existen y las bajadas exageradas de peso ni siquiera son buenas para el organismo. Una buena dieta NO te hará bajar peso de la noche a la mañana, sino lentamente pero sin apenas pasar hambre, hay que tener paciencia y además se consciente de que luego será mucho más fácil de mantener.

REDUCE EL ALCOHOL

deja el alcohol

Se han acabado las fiestas y aunque lleves un tiempo de descontrol y excesos en la bebida es hora de volver a la normalidad y recordar que eso debe quedar para ocasiones especiales.

EJERCICIO

Hacer ejercicio es fundamental, el truco no solo es comer menos sino gastar más y para ello necesitamos hacer deporte.

NO PESARSE CADA DÍA

Es un error subirse a la báscula todos los días, el peso oscila por muchas razones y no las vamos a entender todas, retenciones de líquidos, cambios hormonales o simplemente dormir mal, por tanto pesarse una vez a la semana o cada 15 días es más que suficiente.

Otra de las claves del éxito es contratar un profesional que realmente tenga los conocimientos para prepararte una dieta ajustada a tus gustos, horarios, distribución de músculo, grasa, agua, sexo y necesidades reales, solo así el planteamiento puede ser realmente efectivo.